Loading

Know, oh prince, that between the years when the oceans drank Atlantis and the gleaming cities, and the years of the rise of the Sons of Aryas, there was an Age undreamed of, when shining kingdoms lay spread across the world like blue mantles beneath the stars—Nemedia, Ophir, Brythunia, Hyperborea, Zamora with its dark-haired women and towers of spider-haunted mystery, Zingara with its chivalry, Koth that bordered on the pastoral lands of Shem, Stygia with its shadow-guarded tombs, Hyrkania whose riders wore steel and silk and gold.

But the proudest kingdom of the world was Aquilonia, reigning supreme in the dreaming west. Hither came Conan, the Cimmerian, black-haired, sullen-eyed, sword in hand, a thief, a reaver, a slayer, with gigantic melancholies and gigantic mirth, to tread the jeweled thrones of the Earth under his sandalled feet.

No sé ustedes, pero a mí me parece una de las mejores introducciones de la historia de la literatura. He leído poco y lo mío no es el género “gafapasta”, que es lo que se considera “literatura culta”; pero si medimos la calidad por lo evocador, por la manera de envolverte y sumergirte en ella, por las ganas que dan de seguir leyendo y averiguar más sobre ese mundo que se insinúa, la introducción de The Phoenix on the Sword, primer relato de Robert Ervin Howard en el que aparece Conan, es oro puro.

Conan el Bárbaro interpretado por Frank Frazetta
Conan el Bárbaro interpretado por Frank Frazetta, su dibujante más famoso

Sé que ya había escrito una breve entrada en el antiguo weblog sobre esto, pero ahora que he “refundado” Retrincos, y que sé cómo usar los borradores de WordPress (¿cómo pude vivir sin esto hasta ahora?), puedo dedicar varias horas no consecutivas a escribir largo y tendido sobre Conan, su mundo y su autor. Otra vez, gracias al Kindle y las expiraciones de copyright, que me están permitiendo “empaparme” en las obras de muchos autores que apenas conocía. Y, en el caso de Robert E. Howard, autores que tenía en muy baja estima. Injustamente, por lo que estoy viendo.

(Por cierto, un saludo a la Puerta de Ishtar, weblog que sigo sobre un juego de rol en fase de creación en el que el autor tampoco ha podido escaparse al encanto de Conan, incluyendo los hombres libres cimmerios entre las razas para jugadores.)

LECTURAS RECOMENDADAS

De Conan hay decenas de relatos. Howard escribió veintipico, el canon, lo oficial. Pero hubo otros autores que se subieron al carro y escribieron más, con lo que la colección creció a varias decenas. Leerlo todo es tan poco práctico como costoso, porque sólo los relatos de Howard están bajo el dominio público. Los demás aparecen en recopilaciones diversas, a veces mezclados con los originales.

Robert E. Howard
Robert E. Howard. Quién iba a decir que un tipo con esta pinta iba a crear a Conan el bárbaro.

Para alguien que no haya leído nada de Conan, como me pasaba a mí hasta hace poco, recomendaría empezar por cualquiera de los relatos cortos de Howard, de los que pueden encontrar una lista en Wikipedia. The Phoenix on the Sword (mencionado antes), Queen of the Black Coast, The Devil in Iron y Jewels of Gwahlur son buenos candidatos. En ellos aparecen los elementos básicos de la mitología Conan:

  • Todos los magos son malvados, porque la magia bebe de fuentes oscuras que corrompen al que la usa
  • Criaturas monstruosas
  • Ciudades abandonadas
  • La jungla
  • Mujeres florero que tienen que ser salvadas por Conan (Belit, de Queen of the Black Coast, es la única excepción … y sólo en parte)
  • Tesoros
  • Serpientes gigantes

Cuando hayan leído alguno de estos relatos están preparados para pasar a la única novela de Conan que escribió Howard: The Hour of the Dragon. Ahí encontrarán los elementos que faltan: nobles intrigantes, batallas campales, muertos que vuelven a la vida, Stygia y los adoradores de Set, un tour por varias provincias del reino de Aquilonia … fundamental. No pueden decir que han leído algo de Conan sin haber pasado por aquí.

La película

Todos hemos visto la película de Conan. Pero … ¿cuánto hay de los libros en ella?

Tómense esto con un grano de sal (que dicen los anglosajones), porque aún no he leído todos los relatos de Howard. Pero por lo que ya he visto, les puedo decir que:

  • Valeria, el gran amor de Conan en la película, sólo sale una vez (en Red Nails). Y la relación es mucho más ligera, como con cualquiera de las otras mujeres con las que se topa.
  • La aparición de Valeria después de muerta para salvar a Conan en el último momento está sacada de Queen of the Black Coast. Y no les digo más para no estropearles el relato.
  • En ninguno de los relatos de Conan se habla de su infancia más que para decir que su padre era herrero y que él nació en una batalla. Nunca se dice que fue esclavo, ni que le enseñó a luchar con la espada un maestro oriental.
  • Conan no tiene una espada preferida. En cada relato usa una diferente, según el sitio en que se encuentre y lo que tenga a mano. Sí que se hace referencia a que usa espadas grandes que hombres menos “masivos” (por usar el epíteto preferido por Howard) no pueden manejar.
  • En los relatos, Conan habla mucho, mientras que en la película (¿por limitaciones del actor?) no dice ni “mu”. Es sarcástico y burlón. Invoca a Crom a menudo, pero también menciona a otros dioses de las mitologías locales: Ymir, Mitra o Ishtar, por ejemplo.

Iba a seguir, pero me acabo de dar cuenta de que en Wikipedia (como siempre) lo explican mejor. Muchas de las escenas están sacadas del material posterior a Howard creado por otros autores. El resumen es: la película está muy bien, pero no busquen en los relatos (originales) lo que vieron en ella.

La Edad de HyBORIA

El mundo de Conan se ubica en la “Edad de Hyboria”, un tiempo mítico antes de la historia conocida. Parte de la época en la que se hundió Atlantis y varios cataclismos reformaron la forma de la tierra. Después de publicar la primera historia de Conan, Howard escribió un ensayo (The Hyborian Age) sobre esta edad y este mundo, para dar un trasfondo histórico coherente a todas sus aventuras. Está basado en el mundo real, y por eso muchos nombres recuerdan a sitios que existen, que existieron o que pertenecen a la mitología antigua: Hyboria (de la mítica Hyperborea), Brythunia (Bretaña), Argos (de inspiración griega), Asgard (de la mitología nórdica), Stygia (del río Styx, que en la mitología griega separaba al mundo del “más allá”), Khitai (China), Afghulistan (Afghanistán) …

Mapa de Hyboria
Mapa de Hyboria, 1932, basado en una ilustración de Robert E. Howard.

Varias cosas me llamaron la atención de este ensayo. La primera, y otra constante de la literatura de Conan que olvidé mencionar, son los “hombres mono”. En varias ocasiones se hace referencia a un estado “subhumano”, o “no evolucionado”, en los que los hombres son ape like, “simiescos”, y del que evolucionan a los hombres actuales (tal como aparecen en los relatos). En el caso de los Atlantes, raza antigua que alcanzó altas cotas de civilización (y del que el rey Kull, otro personaje de Howard, es miembro), es todavía más interesante: son una de las razas dominantes del mundo pre-cataclísmico, pero caen y pasan miles de años como salvajes, convirtiéndose en seres subhumanos y bárbaros, de la edad de Piedra. De ese estado, en unos miles de años más (las leyes de evolución en la edad Hyboria funcionan mucho más rápido que en la realidad), se convierten otra vez en humanos, grandes y fuertes: los cimmerios, de los que Conan forma parte.

The Hyborian Age es interesante por todo lo que revela del mundo de Conan: cómo se forma, cómo cambian los reinos, cómo unos destruyen a otros, cómo las gentes son desplazadas por otras, etc. Va desde mucho antes de la época de Conan hasta después, con lo que no sólo conoceremos el pasado del mundo, sino también su futuro.

Referencias

¡Vivan los copyrights! Los expirados, quiero decir. Pueden leer los relatos originales de Conan gratis y legalmente. Hay tres fuentes para obtenerlos:

Los he puesto por orden de preferencia. La fuente original suele ser siempre el proyecto Gutenberg, pero en ManyBooks y FeedBooks les dan algo más de formato y quedan más aparentes. Los enlaces que he puesto a lo largo de la entrada para descargarse los relatos apuntan a estos sitios.

2 thoughts on “Conan el Cimmerio

  1. Y te devuelvo el saludo. 🙂

    Y un consejo: Si te gusta Howard, lee también las historias de Conan de L. Sprague de Camp. Algunas me gustan incluso más que las del creador original del bárbaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top