Loading

Harry Dresden es el único mago que puedes encontrar en la guía telefónica. Vas a la sección “Wizards” de la guía de Chicago y no aparece ninguno más. Sus especialidades son las investigaciones paranormales y encontrar objetos perdidos. No hace trucos, no actúa en fiestas ni hace pociones de amor. Es un mago serio. Un profesional.

“What’s the sign on the door say?”

“It says Harry Dresden. Wizard.’ “

“That’s me,” I confirmed.

(Storm Front)

Su nombre completo es Harry Blackstone Copperfield Dresden, pero mejor que no lo uses en vano. Los nombres son poderosos, y si supieras cómo pronunciarlo correctamente tendrías poder sobre él.

Dresden tiene una oficina en el midtown de Chicago. Le cuesta llegar a final de mes, porque los trabajos legales para un mago son limitados. Vive en el sótano de una vieja casa, lleno de libros y cubierto por alfombras y muebles de segunda mano. Nada de electrónica: ni TV, ni ordenador, ni Internet. La magia y la electrónica se llevan mal: un mal gesto, un pensamiento distraído, y algo podría hacer “puf” y empezar a arder. Un gato enorme, Mister, honra a Harry viviendo con él y dejándole que le alimente. Los gatos son así, y Mister es todo un señor gato.

El otro compañero de piso de Harry Dresden es Bob. A Bob le encantan las novelas eróticas. Tiene un montón de ellas en su estantería, gastadas de tanto uso. Están al lado de su casa, una calavera humana de varios cientos de años. Bob es un espíritu del conocimiento, un tanto impertinente, lascivo y listillo, pero que sabe todo o casi todo lo que hay que saber sobre la magia y el mundo mágico.

Otra constante de la vida reciente de Harry Dresden es Karrin Murphy, directora del departamento de Investigaciones Especiales de la policía de Chicago. “Investigaciones Especiales” significa que IS se encarga de todo lo que es … raro. Dresden es el consultor de temas sobrenaturales del IS, lo que le viene muy bien para pagar el alquiler.

Vampire attacks, troll mauraudings, and faery abductions of children didn’t fit in very neatly on a police report—but at the same time, people got attacked, infants got stolen, property was damaged or destroyed. And someone had to look into it.

(Storm Front)

Aparte de estar sin blanca y sufrir el desdén de los muggles (perdón por usar una palabra de la saga de otro mago llamado Harry), hubo un incidente mortal en el que Harry estuvo involucrado cuando era un chaval. Nada fuera de lo común: su mentor intentó asesinarlo, y Harry usó sus poderes para matarlo, prendiéndole fuego a la casa en la que estaban. Harry tiene un don para la magia elemental de fuego; y aunque otros magos pueden manejarla de forma sutil, ése no es uno de los fuertes de Harry Dresden.

That plan did have a lot of words like assault and smash and blast in it, which I had to admit was way more my style.

(Ghost Story)

Desde aquel momento, el Concilio Blanco (el consejo de magos que vigila que ninguno se salga de madre, y castiga a los que lo hacen) le vigila de cerca. En el mundo de los magos, eso es como tener antecedentes criminales; con la salvedad de que, si hubiera otra ofensa, no habría juicio: el ofensor sería ejecutado. Y Morgan, que es uno de los ejecutores del Concilio y parece Sean Connery en “Los Inmortales” (espada terriblemente afilada incluida), está deseando que eso ocurra.

Ah, y además, la madrina de Harry es una de las más poderosas de la aristocracia de las hadas, y quiere convertirlo en uno de sus sabuesos. Pero por lo demás, su vida es más o menos normal y corriente.

Jim Butcher

El creador de Harry Dresden es Jim Butcher. Había escrito tres novelas desde que, con sólo diecinueve años, decidió ser escritor profesional; pero ninguna de ellas fue publicada. Se matriculó en un curso de escritura en 1996, y uno de sus “deberes” fue el escribir algo parecido a Anita Blake: Vampire Hunter. Butcher lo hizo, siguiendo las instrucciones de su profesora Deborah Chester, pero sin mucha convicción.

When I finally got tired of arguing with her and decided to write a novel as if I was some kind of formulaic, genre writing drone, just to prove to her how awful it would be, I wrote the first book of the Dresden Files.

Aún hubo de esperar más de dos años antes de que lo que había nacido como Semiautomagic y ahora se llamaría Storm Front, la primera novela de Harry Dresden, fuera publicada. Durante ese tiempo escribió la segunda novela, Fool Moon, y empezó la tercera, Grave Peril.

Desde el 2000, año de debut de Harry Dresden, Butcher ha publicado otros 14 volúmenes con sus aventuras. Para no hacer spoilers, sólo diré que lo que empezó siendo una serie de aventuras independientes empezó a complicarse tras los primeros libros, y ahora Harry Dresden tiene mucho más por lo que luchar, y mucho más que perder.

Un mago hardboiled

El estilo de los libros de Harry Dresden recuerda a la novela negra y detectives hardboiled creados por autores como Dashiell Hammet o Raymond Chandler: están contados en primera persona y el protagonista es un cínico anti-héroe (alguien mal visto en la sociedad tradicional) que está de vuelta de todo.

Pero, a diferencia de Sam Spade y sus parientes, Harry Dresden te hace reir. No sólo le ocurren cosas graciosas, sino que su sarcasmo es ocurrente y divertido. En uno de los libros, uno de sus enemigos le hace prisionero y le subasta por eBay. Harry le sugiere que ponga en la descripción del artículo “un Harry Dresden, seminuevo”.

Los libros son cortos, llenos de acción. Recuerdan a las novelas pulp, en las que no hay más de cinco páginas seguidas sin que pase algo: un disparo, una sorpresa, un ataque de vampiros (es Harry Dresden, al fin y al cabo). En todos los libros se siembran pistas que acaban floreciendo al final, cuando todo se revela y el Bien triunfa … casi siempre.

Harry Dresden es como su homónimo británico, pero con más chispa, más mala leche y más chicas guapas. Los buenos no son buenos del todo, y los malos a veces hacen cosas buenas. Hay magos, hadas y monstruos. ¿Qué puede no gustar de todo esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top